Repaso de Historia General y del Arte. Repaso de Lengua Española. Repaso de Literatura española.

  El teatro Barroco

El género teatral se convirtió en uno de los más representativos del Barroco. Se llevaron a escena gran cantidad y variedad de asuntos: religiosos, caballerescos, pastoriles, sucesos históricos...

Las obras teatrales se representaban en corrales, que eran patios rodeados de casas. Asistía un público ansioso de ver acción y deseoso de ser sorprendido.

Las obras más representadas eran las comedias que, según los autores del Barroco, eran obras teatrales en las que se mezclaba lo trágico con lo cómico.

 

Temas del teatro Barroco

  • El honor, sentimiento muy arraigado en la sociedad española del siglo XVII. Cuando el honor quedaba manchado por una ofensa, debía ser lavado incluso con la sangre. Este honor no era sólo patrimonio de la nobleza, sino que también los villanos luchaban por mantenerlo intacto.

  • La religión, tema muy tratado por los dramaturgos barrocos. Se cuestionan tema teológicos, siendo el más frecuente el de la Eucaristía, que dio origen a los Autos Sacramentales. Son obras de un solo acto en verso, con personajes alegóricos como el vicio, la mentira, el pecado...

  • La tradición nacional es otro de los temas llevados a escena: canciones populares que sirven de inspiración para crear comedias; temas de historia de España, de nuestra tradición nacional, así como una gran variedad de asuntos caballerescos, pastoriles y mitológicos.

 

Personajes

 

En las obras dramáticas del Barroco se repiten con más frecuencia tres tipos de personajes:

  • El galán, hombre apuesto y valeroso, portador de valores nobles como la valentía, hidalguía, audacia...

  • La dama, de singular belleza, noble y con altos sentimientos amorosos.

  • El gracioso, criado del galán, consejero de su amo y amante del buen comer. 

INICIO

 

Lope de Vega

  • Vida

Félix Lope de Vega nació en Madrid en 1562. Estudió en las universidades de Alcalá y Salamanca. Llevó una vida agitada y aventurera dedicada a sus dos pasiones: el amor y la literatura. Muy joven, mantiene relaciones con Elena Osorio; a causa de estas relaciones fue desterrado durante ocho años. Se casó con Isabel de Urbina y trasladó su domicilio a Alba de Tormes donde vivió tranquilo hasta la muerte de su mujer. Se casó por segunda vez con Juana Guardo y tras su muerte y la de su hijo Carlos Félix, se ordena sacerdote; pero, de nuevo, aparece una mujer en su vida, Marta Nevares, con la que tiene más hijos. Murió en Madrid en el año 1635.

  • Obra

Aunque Lope de Vega debe su fama inmensa a su obra dramática, cultivó todos los géneros literarios con acierto.

 

- En prosa escribió novelas como La Dorotea, El peregrino en su patria, La Arcadia...

 

- La mayoría de sus obras líricas se encuentran incluidas dentro de sus obras dramáticas y novelescas. Destacan especialmente sus romances y sus sonetos. Son famosos sus libros: Rimas, Rimas sacras, Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos.

 

- Obras épicas como Isidro, La hermosura de Angélica, Jerusalén conquistada.

 

- Escribió alrededor de 1.500 obras de teatro de las que se conservan unas 300. Con razón se le llamó el Fénix de los Ingenios y también Monstruo de la Naturaleza. Obras importantes son: Fuenteovejuna; El mejor alcalde, el Rey; El caballero de Olmedo; Peribáñez y el comendador de Ocaña; El castigo sin venganza...

  • Rasgos de su teatro

Lope de Vega crea un esquema dramático nuevo que se conoce con el nombre de teatro nacional o comedia nacional. En sus obras dramáticas refleja los anhelos, los problemas y los ideales de las gentes de su pueblo.

Las principales innovaciones que Lope introduce en su teatro son las siguientes:

  • Mezcla lo trágico y lo cómico. Antiguamente se reservaba lo trágico para la tragedia y lo cómico o gracioso para la comedia.

  • Mezcla personajes nobles y plebeyos. No hay separación por razón de escala social; aunque entre el personaje y su modo de hablar, vestir y comportarse hay una adecuación perfecta.

  • Introduce bailes y cantos populares. Esto da variedad y espectacularidad a la obra.

  • Combina estrofas muy diversas. Sus obras están en verso; pero no utiliza el mismo verso o la misma estrofa en todas ellas.

  • División en tres actos. Las obras se dividen en tres actos que suelen corresponder con la exposición, la trama y el desenlace.

INICIO

 

 

Sonetos de Lope de Vega

En "El manso" Lope se está refiriendo a los amores que tuvo con Elena Osorio. El manso es un carnero que guía al resto del rebaño. Para que vuelva al redil se le da sal todas las tardes cuando llega. El manso se ha olvidado del redil. Elena ha roto sus relaciones con el poeta, y éste le recuerda sus amores para que vuelva a él.

El otro soneto responde a uno de los momentos de arrepentimiento del poeta. Se refleja la imagen bíblica según la cual Cristo se presenta como el pastor de un rebaño que son sus discípulos o seguidores.

 

INICIO

 

 

EL MANSO

 

Querido manso mío, que viniste
por sal mil veces junto aquella roca
y en mi grosera mano vuestra boca
y vuestra lengua de clavel pusiste


¿por qué montañas ásperas subiste
que tal selvatiquez el alma os toca?;
¿qué furia os hizo condición tan loca
que la memoria y la razón perdiste?


Paced la anacardina porque os vuelva
de ese cruel y interesable sueño
y no bebáis del agua del olvido.


Aquí está vuestra vega, monte y selva;
yo soy vuestro pastor y vos mi dueño,
vos mi ganado y yo vuestro perdido.

 

 

PASTOR QUE CON TUS SILBOS...

 

Pastor que con tus silbos amorosos
me despertaste del profundo sueño:
tú, que hiciste cayado de ese leño
en que tiendes los brazos poderosos,


vuelve los ojos a mi fe piadosos
pues te confieso por mi amor y dueño
y la palabra de seguirte empeño
tus dulces silbos y tus pies hermosos.


Oye, pastor, pues por amores mueres,
no te espante el rigor de mis pecados,
pues tan amigo de rendidos eres.


Espera, pues, y escucha mis cuidados...
Pero ¿cómo te digo que me esperes,
si estás para esperar los pies clavados?

INICIO

 

Calderón de la Barca

  • Vida

Pedro Calderón de la Barca nació en Madrid en 1600. Fue discípulo de Lope de Vega. Estudió en Alcalá y Salamanca donde adquirió una profunda formación teológica. A los veintitrés años escribió sus primeras comedias, haciéndose cargo del teatro de palacio tras la muerte de Lope de Vega. Estrenaba sus comedias para el Rey y sus cortesanos. En 1651 se ordenó sacerdote y se trasladó a Toledo. Felipe IV lo llamó de nuevo para que fuese su capellán de honor. Murió en Madrid en 1681.

  • Obra

Escribió 120 comedias y 80 Autos Sacramentales.

Entre las comedias destacan: El alcalde de Zalamea y La dama duende.

Los mejores Autos Sacramentales son: El gran teatro del mundo y La vida es sueño.

  • Estilo

En su obra predomina la serenidad, la reflexión y la perfección en contraste con la improvisación de Lope de Vega. Otra diferencia con su maestro Lope estriba en que la acción de Calderón es más concentrada, para eliminar las acciones secundarias y para penetrar más en la psicología de los personajes.

Es muy importante en su técnica teatral el desarrollo que adquiere la escenografía. El lenguaje se complica y enriquece con elementos culteranos. El resultado es un teatro puramente barroco.

 

La vida es sueño (Calderón de la Barca)

En este drama filosófico, Calderón, haciéndose eco de un problema muy debatido en su época, plantea el conflicto entre el destino y la libertad individual.

El argumento es el siguiente: Basilio, rey de Polonia, aficionado a la astrología, consulta a los astros sobre el destino de su hijo Segismundo, que acaba de nacer. Los astros predicen que el príncipe humillará a su padre y oprimirá a su pueblo.

Para evitar el cumplimiento de este mal presagio, Basilio decide encerrar a su hijo en una torre solitaria, situada en un lugar salvaje y escondido.

Segismundo crece prisionero e ignorante de su condición de heredero de un trono.

Pero un día, el rey duda y se pregunta si los astros habrán tenido razón. Entonces ordena trasladar a palacio a Segismundo.

El príncipe se comporta como los astros habían predicho: ofende, atropella, mata; y como consecuencia de ello es devuelto a la torre.

El pueblo se levanta en armas y lo libera.

Cuando Segismundo vuelve a la corte para ocupar su trono se comporta como un gobernador prudente y justiciero. De esta manera queda vencido el destino y se proclama el triunfo de la libertad que permite al hombre elegir entre el bien y el mal.

Lee a continuación lo que dice Segismundo en la torre donde está prisionero.

 

ESCENA SEGUNDA

(Se abren la hojas de la puerta, y se ve a Segismundo con una cadena y vestido de pieles. Hay luz en la torre.)

SEGISMUNDO.-

¡Ay mísero de mí! ¡Ay infelice!
Apurar, cielos, pretendo,
ya que me tratáis así,
qué delito cometí
contra vosotros naciendo;
aunque si nací, ya entiendo
qué delito he cometido:
bastante causa ha tenido
vuestra justicia y rigor,
pues el delito mayor
del hombre es haber nacido.
Sólo quisiera saber,
para apurar mis desvelos
(dejando a una parte, cielos,
el delito de nacer),
¿qué más os pude ofender,
para castigarme más?

¿No nacieron los demás?
le enseña a tener crueldad,
monstruo de su laberinto:
¿y yo con mejor instinto
tengo menos libertad?
Nace el pez, que no respira,
aborto de ovas y lamas,
y apenas bajel de escamas
sobre las ondas se mira,
cuando a todas partes gira
midiendo la inmensidad
de tanta capacidad
como le da el centro frío:
¿y yo con más albedrío
tengo menos libertad?
Nace el arroyo, culebra
que entre flores se desata,
y apenas, sierpe de plata,

Pues si los demás nacieron
¿qué privilegios tuvieron
que yo no gocé jamás?
Nace el ave, y con las galas
que le dan belleza suma,
apenas es flor de pluma
o ramillete con alas,
cuando las etéreas salas
corta con velocidad,
negándose a la piedad
del nido que deja en calma:
y teniendo yo más alma
¿tengo menos libertad?

Nace el bruto, y con la piel
que dibujan manchas bellas,
apenas signo es de estrellas
gracias al docto pincel,
cuando atrevido y cruel,
la humana necesidad
entre las flores se quiebra,

cuando músico celebra

de las flores la piedad
que le da la majestad
del campo abierto a su huida:
y teniendo yo más vida
¿tengo menos libertad?
En llegando a esta pasión,
un volcán, un Etna hecho,
quisiera arrancar del pecho
pedazos del corazón:
¿qué ley, justicia o razón
negar a los hombres sabe
privilegio tan suave,
exención tan principal,
que Dios le ha dado a un cristal,
a un pez, a un bruto y a un ave?

 

A finales del siglo XVI se forma en torno a Lope de Vega, la comedia nueva. Es un teatro nacional y conservador, que impone sus valores a toda la sociedad.


A una acción de tema amoroso -amor omnia vincit- superpone otra histórica o legendaria, morisca o de cautivos, o religiosa. Concluía con un final feliz.


Generalmente, consta de unos tres mil versos repartidos en tres jornadas. La redondilla o la décima se usan en diálogos, el romance en narraciones, el soneto en monólogos y el terceto en situaciones graves.


Comienza con música de guitarras y una loa. Después, la primera jornada, un entremés y la segunda jornada. Tras este, un baile y la tercera jornada. Cerraba la función una mojiganga.

Comenzaba entre las dos y las cuatro de la tarde para terminar antes del anochecer. Los incidentes y altercados entre espectadores y la reputación de los actores perjudicaban su imagen moral, aunque parte de sus beneficios se destinara a hospitales y obras de beneficencia.


A fines del siglo XVI la comedia pasó de los tablados desmontables a los corrales, patios de casas adaptados para la representación, que acabarían como teatros expresamente dedicados a ella. En Madrid los gestiona el Ayuntamiento. Destacan el de la Cruz (1579) y el del Príncipe (1583), que logran un negocio lucrativo.

Escribía la comedia el poeta, bien pagado por el autor -actual director- a quien cedía todos los derechos sobre la obra representada o impresa, para modificar textos sobre un escenario pobre en decorados o rico en máquinas: tramoyas, grúas, pescantes... Las obras duran en cartel tres o cuatro días, con excepciones: quince para una comedia de éxito.

Lope de Vega reside en Valencia hasta 1590. Allí conocerá a Gaspar de Aguilar, Rey de Artieda, Francisco Tárrega o Carlos Boyl y, sobre todos, a Guillén de Castro.

De esta escuela valenciana destaca Guillén de Castro y Bellvís (1569-1631), autor de unas treinta comedias y algún entremés.

En 1618 publica la Primera parte de las comedias... y en 1625 la Segunda....

 

Incluía aquélla Las Mocedades del Cid, basada en el Romancero, sobre las hazañas de Rodrigo Díaz, que, defendiendo a su padre, mata al de doña Jimena, su futura esposa. Para ganarla, vence a los moros, asiste a un leproso, que resulta ser San Lázaro y vence a un representante del rey de Aragón. Inspiró Le Cid de Corneille (1636).

 

Una Segunda parte de las hazañas del Cid gira en torno a Sancho II. Perfecciona el tema legendario en El Conde Alarcos.

INICIO

 

Tirso de Molina

Éste era el seudónimo que utilizaba fray Gabriel Téllez (1579-1648) para difundir su amplia obra teatral dramática y narrativa.

Compuso medio centenar de comedias, en las que sorprende hallar una gran libertad moral y un análisis finísimo de los caracteres femeninos.


Nació en Madrid, estudió teología en Alcalá y fue miembro de la Orden de la Merced .
Escribió casi exclusivamente para el teatro.

Sus obras se clasifican en: comedias religiosas, históricas, y de costumbres.

Históricas: La prudencia en la mujer, una de las mejores comedias del teatro clásico.

Histórico legendarias: El burlador de Sevilla y convidado de piedra, en la que aparece la figura de don Juan que fue tratada después por otros autores.

De carácter religioso: El condenado por desconfiado .

Ruiz de Alarcón (1.581-1.639)

Mejicano; estudió en Salamanca, después residió en Méjico durante doce años, antes de volver a España .


Solo se conocen 24 obras suyas. Las más famosas son las denominadas “de carácter” en las que critica algunos vicios como la mentira o el egoísmo:
La verdad sospechosa, No hay mal que por bien no venga .